Stranger Things sufre falta de creatividad

El día de ayer las cuentas de redes sociales de Stranger Things lanzaron un poster promocional en el que muchos encontraron un gran parecido a otro clásico del cine. Junto a la imagen se encontraba el texto: “Una pesadilla en Hawkins”. Para todos aquellos que no reconocen el poster, es muy parecido por no decir igual, a una de las grandes películas de terror de todos los tiempos: Pesadillas.

En el poster aparece la protagonista acosada por Freddy Krueger: Nancy Thompson. Todo indicaba ser una agradable idea de marketing, sin embargo, ya comienza a volverse una mala costumbre en lo que respecta a la promoción de la serie de suspenso de Netflix.

Recordemos que en el trailer oficial de Stranger Things, son pocos los elementos que logramos reconocer, ya que al parecer trataron de colocar las mayores referencias en tres minutos. Desde el arcada donde los niños juegan, hasta los disfraces que utilizan para celebrar la Noche de Brujas e incluso la música.

El trailer original nos termino vendiendo la idea de la serie antes de que esta se convirtiera en el fenómeno que es en la actualidad. Ese trailer si cuenta con identidad, música propia, y en la trama en destellos para encartarnos y sobre todo, sin ser necesario un gigante 80 en la cara para saber la época que ambiente.

A la larga, se esta haciendo ver a Stranger Things como un simple collage de cultura pop y memoria colectiva, en lugar de la historia y el concepto que los hermanos crearon.